Normativa Internacional

Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas (1989)

www.ohchr.org/

La Convención de los Derechos del niño y la niña tiene 54 artículos que cubren todos los aspectos de la vida de los menores y establece cuales son sus derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de todos los niños, niñas y jóvenes sin distinción de ningún tipo.

Todos los países europeos han ratificado esta convención y deben informar regularmente sobre su implantación al COmité de los Derechos de los Niños (CRC) de la ONU. La convención debe ser considerada en su totalidad. Todos los derechos están ligados unos a otros y ninguno es más importante que otro.  El derecho a jugar y disfrutar (Artículo 31) y el derecho a la libertad de expresión (artículo 13) tienen igual importancia que el derecho a ser protegidos contra cualquier forma de violencia (Artículo 19) o el derecho a la educación (Artículo 28).

Es por ello que incluimos la Convención en su totalidad. Puedes acceder a ella directamente en la página de Naciones Unidas o puedes descargarla abajo en formato PDF en un documento editado por UNICEF.

El Convenio de Lanzarote del Consejo de Europa (2007)

www.coe.int

El nuevo Convenio del Consejo de Europa para la protección de los niños contra la explotación y el abuso sexual constituye un avance en la prevención de delitos sexuales contra menores, la persecución penal de sus autores y la protección de los niños víctimas de aquéllos. La protección del menor es el núcleo esencial de este convenio, que se centra principalmente en el respeto de los derechos del menor, asegurando su bienestar, teniendo en cuenta sus opiniones, necesidades e inquietudes, y actuando en todo momento a favor del interés superior del menor.

El Convenio identifica y tipifica el delito de abuso sexual contra menores y requiere que sea criminalizado.  El Convenio pide a los Estados que adopten legislación específica y tomen las medidas preventivas necesarias para proteger a niños, niñas y jóvenes y para procesar judicialmente a los perpetradores.  La COmisión de Lanzarote se establece para monitorizar la implantación de la Convención de Lanazarote en los estados.

Puedes visitar la página (en inglés o frances) del Consejo de Europa donde encontrarás la información más actualizada. 

Declaración de Consenso del COI

www.olympic.org/the-ioc

La Declaración de consenso del COI sobre acoso y abuso sexual en el deporte incluye evidencia sobre otras formas de acoso y abuso, como son la negligencia o el acoso y abuso psicológico y físico.  Todos los deportistas de cualquier edad son susceptibles de sufrir acoso o abuso, siendo los deportistas de élite, los discapacitados y los deportistas LGTBI los que se encuentran en el grupo de más riesgo.  La declaración de consenso además especifica que es el maltrato psicológico el que tiene mayor incidencia y que los deportistas también pueden ser perpetradores.

Además de la incorporación de cambios estructurales y culturales es necesaria con urgencia la promoción de entornos deportivos seguros y protectores dentro del marco internacional de la gobernanza en el deporte.  Lo más efectivo es un enfoque global que incluya a deportistas, miembros de su entorno, gestores deportivos, investigadores, personal médico, educadores y agencias de seguridad y justicia.

Para más información y materiales adicionales, consulta la sección de Safe Sport en la página del COI –  www.olympic.org/athlete365/es/library/safe-sport/

International Charter of Physical Education, Physical Activity and Sport

www.unesco.org

La Carta Internacional de Educación Física, Actividad Física y Deporte de la UNESCO es una referencia basada en derechos humanos que ofrece orientación para la toma de decisiones en entornos deportivos.  Adoptada en 1978, la Carta original fue innovadora en su época ya que fue el primer documento basado en los derechos humanos que especificaba que la práctica de educación física y el deporte es un derecho fundamental para todos.

Con el mismo espíritu que la Carta original, la Carta revisada introduce principios universales como el de igualdad de género, no discriminación e inclusión social en el deporte.  Además hace hincapié en los beneficios de la práctica de actividad física, la sostenibilidad en el deporte, inclusión de personas con discapacidades y la protección del menor en el deporte.

Este texto único es la expresión de la visión de todos los actores que integran el deporte, tanto profesional como amateur, deportistas, árbitros y jueces, autoridades públicas, fuerzas del orden, organizaciones deportivas, operadores de apuestas, propietarios de derechos, medios de comunicación, organizaciones no gubernamentales, administradores, educadores, familias, miembros de los servicios médicos, etc.

La Carta Internacional de Educación Física de la UNESCO establece los estándares éticos y de calidad para todos los actores que diseñan, implementan y evalúan programas y políticas en entornos deportivos.

Normativa Nacional

Protección Jurídica del Menor

La Constitución Española de 1978 al enumerar, en el capítulo III del Título I, los principios rectores de la política social y económica, hace mención en primer lugar a la obligación de los Poderes Públicos de asegurar la protección social, económica y jurídica de la familia y dentro de ésta, con carácter singular, la de los menores.

Numerosas instituciones, tanto públicas como privadas -las dos Cámaras Parlamentarias, el Defensor del Pueblo, el Fiscal General del Estado y diversas asociaciones relacionadas con los menores-, se han hecho eco de diversas demandas, trasladando al Gobierno la necesidad de adecuar el ordenamiento a la realidad de nuestra sociedad actual.

Esta Ley, que pretende ser la primera respuesta a estas demandas, abordando una reforma en profundidad de las tradicionales instituciones de protección del menor reguladas en el Código Civil, y establece la obligación de que se aporten certificados negativos del Registro Central de Delincuentes Sexuales para todos los profesionales y voluntarios que trabajan en contacto habitual con menores.

Para más información sobre la obtención de Certificados negativos de Delitos de Naturaleza Sexual puedes visitar la web del Ministerio de Justicia en este enlace.

Ley del Deporte (1990)

La actual Ley del Deporte data del 15 de Octubre de 1990.

El deporte se constituye como un elemento fundamental del sistema educativo y su práctica es importante en el mantenimiento de la salud y, por tanto, es un factor corrector de desequilibrios sociales que contribuye al desarrollo de la igualdad entre los ciudadanos, crea hábitos favorecedores de la inserción social y, asimismo, su práctica en equipo fomenta la solidaridad. Todo esto conforma el deporte como elemento determinante de la calidad de vida y la utilización activa y participativa del tiempo de ocio en la sociedad contemporánea.

El sector del deporte español, viene solicitando desde hace años una revisión de esta ley para adaptarla a las necesidades actuales.  Esta ley no es clara en cuanto las directrices para la protección de los y las deportistas. Menciona la protección de los y las deportistas de alto nivel y específicamente, su protección contra el dopaje pero no contiene articulado alguno en referencia a la protección de todo deportista, cualquiera que sea si nivel deportivo, contra cualquier tipo de violencia, acoso o abuso (física, emocional o psicológica).

Ley de Profesiones del Deporte

Comunidad de Madrid

La Ley de Profesiones del Deporte está basada en el Marco Europeo de Cualificaciones y en el Marco Español de Cualificaciones de la Educación Superior, como instrumento de referencia para comparar los niveles establecidos según los distintos criterios desde la perspectiva del aprendizaje continuo en el marco europeo.

Esta Ley respeta los parámetros establecidos por el Tribunal Constitucional, pues manifiesta expresamente que su objetivo principal es proteger y mejorar la salud, la educación, la integridad física y la calidad de vida de los consumidores, usuarios o deportistas en una prestación de servicios deportivos, e impone especiales obligaciones cuando la seguridad de los destinatarios de los servicios puede verse especialmente comprometida.

Por ello, la presente Ley determina con claridad las profesiones del deporte, así como los títulos académicos necesarios para el ejercicio de las mismas, atribuyendo a cada profesión su correspondiente ámbito funciona e incorpora un catálogo de principios y deberes de actuación para el ejercicio de las profesiones del deporte.